viernes, 26 de noviembre de 2010

Cuando la vida te sonríe

Hoy hemos tenido la segunda nevada del otoño. No se prevén más copos en los próximos días, pero seguro que los menos cinco grados de temperatura que tenemos ahora se encargan de mantener el efecto azúcar glas. 

Hoy hemos tenido también el primer día de sol de las últimas tres semanas. ¡Tres semanas! Y han pasado casi sin que me diera cuenta. Aunque al brillar Lorenzo la sonrisa se me ha pintado en la cara. Todo es más bonito. Y eso me gusta...

Así es como la ciudad se nos transforma de nuevo en estos días. Paisajes renovados. Calles en las que perderse, viejos edificios de ladrillo, ropa tendida. Y el descubrimiento del día: un callejón desvencijado con más de diez tiendas de ropa de segunda mano. Me he tomado la licencia de bautizar el lugar como "La milla de hojalata". Y atrás queda Serrano, by the river of Babylon!

Como siempre tenía muchas más cosas que contar, pero se me han caducado. Tuve un cumpleaños feliz, felicísimo. A orillas del Báltico, con lluvia y sin cisnes esta vez. Probé la mejor sopa de pescado ever, frente a la bahía de Sopot. Y saqué algunas fotos con mi "nueva" cámara Praktika Made in German Democratic Republic. Inventamos un país llamado Enjoyland que sabe a cocina internacional y hasta un pirata me cantó aquello de Sto Lat.



Unos días más tarde seguía la aventura, esta vez refugiados en un pequeñísimo caserío del Biebrzański Park Narodowy. Pateada de siete horas llena de sorpresas: ciervos, alces, panales de abeja hechos de árboles, dunas y barrizales. Terminamos comiendo bien y arreglando el mundo a pie de chimenea.

Sólo puedo añadir que Polonia ha resultado ser (una vez más) un buenísimo escondite del mundo. Y el gigante, mi mejor acompañante... No se puede pedir más. La vida me sonríe y yo le sonrío a ella. 

3 comentarios:

mariona dijo...

Enjoyland... qué maravilla! pero no lo pintéis en los mapas, seamos elitistas y quedémonos el secreto unos cuantos! A seguir sonriendo, te siente muy bien!

El sitio de mi recreo. dijo...

Qué guay!! ya tienes una cámara! yo también quiero. Me alegro mucho de que la vida te sonría, y me encanta poder compartirla contigo..tengo muchas ganas!! Vuelve a casa,vuelve por Navidad :) Te quiero mucho. Gracias por todos tus comentarios en mi blog, agradezco mucho que me leas y te guste. Un abrazo

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=TpfKaHAP7M4

Olsztyn ! ;)